Licencia para matar por la espalda: La Federal podrá disparar sin dar la voz de alto


Les permite usar sus armas de fuego aún cuando no exista una agresión directa o cuando reciban una amenaza con una pistola de juguete, e incluso los autoriza a disparar sin dar la voz de alto.


El decreto 956/2018 del Ministerio de Seguridad que se publicó ayer en el Boletín Oficial, puso en práctica el denominado “reglamento general para el empleo de las armas de fuego por parte de los miembros de las fuerzas federales”. En líneas generales, se otorga mayor libertad para disparar “cuando resulten ineficaces otros medios no violentos”.

El texto establece que los efectivos podrán hacer uso de sus armas reglamentarias “para impedir un delito particularmente grave”, “para proceder a la detención de quien represente un peligro inminente (de muerte o de lesiones graves) y oponga resistencia a la autoridad” y “para impedir la fuga de quien represente ese peligro inminente y hasta lograr su detención”

El Gobierno nacional inició gestiones para que las provincias incorporen el nuevo y polémico reglamento de las fuerzas de seguridad federales, que les permite usar sus armas de fuego aun cuando no exista una agresión directa o cuando reciban una amenaza con una pistola de juguete, e incluso los autoriza a disparar sin dar la voz de alto.

En medio de la efervescencia que generó la cumbre presidencial del Grupo de los (20) que se realizó en Buenos Aires, la Casa Rosada puso en marcha el manual de procedimiento que amplía el campo de acción con uso de la fuerza letal de la Policía Federal, de la Gendarmería, de la Prefectura y de la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

Según la funcionaria la ministra  de Seguridad Patricia Bullrich  dijo , el cambio “favorece a la Policía y a los civiles” y advirtió que si un agente” está pensando que lo van a meter preso de por vida, no va a hacer nada” frente a un hecho delictivo.

“Estamos en el año donde menos policías y civiles han muerto, producto de que está cambiando la doctrina. Este reglamento va en favor de la gente. Que el policía pueda defender a la gente y a sí mismos. ¿Para qué tenemos policías? ¿Para qué los policías portan armas? Para defender a la gente“, subrayó.

Fuente: Los  Andes/Clarín