Bonadío procesó a Cristina por la causa de los cuadernos y le dictó prisión preventiva

La medida también alcanza al ex ministro Julio De Vido y a los empresarios que declararon como arrepentidos.


El juez federal Claudio Bonadío dictó el procesamiento y prisión preventiva de Cristina Fernández por considerarla “jefa de una asociación ilícita” en la causa de los cuadernos como anticipó LPO. El magistrado debe enviar un pedido de desafuero al parlamento pero parece difícil que prospere.


Bonadío le dictó un embargo por 4 mil millones de pesos a la ex Presidenta amparado en los testimonios de empresarios pero también de ex funcionarios que declararon como arrepentidos.

Del ámbito empresario, Aldo Roggio, Carlos Wagner, el primo del Presidente, Angelo Calcaterra, Gabriel Romero, Luis Betnaza, Gerardo Ferreyra, Néstor Otero y Juan Carlos Lascurain fueron procesados por el juez. Javier Sánchez Caballero, hombre de confianza de Mauricio Macri y ex empleado de IECSA fue beneficiado con la falta de mérito.

Julio De Vido estuvo incluído entre los procesados, al igual que sus ex subalternos en el Ministerio de Planificación, Roberto Baratta y José López, aunque los tres están detenidos. López, como el ex funcionario Claudio Uberti fueron dos de los que dieron su testimonio como arrepentidos.

El operador judicial Javier Fernández y el ex magistrado Norberto Oyarbide y el ex secretario de la Presidencia, Oscar Parrilli fueron alcanzados por la medida.

El chofer Oscar Centeno, quien habría redactado los cuadernos que dieron origen a la investigación, seguirá imputado en la causa.

El jefe de bloque del Peronismo Federal Miguel Ángel Pichetto ya adelantó que “es imposible producir el desafuero y la detención” de la ex Presidenta. Eso mismo ocurrió con la causa que investiga la denuncia de Alberto Natalio Nisman, por la que Cristina está procesada pero no fue desaforada.

La sorpresiva decisión de Bonadío de no llamar a indagatoria al CEO de Techint, Paolo Rocca, pese a que dos de sus ejecutivos de máxima confianza, Luis Betnaza y Héctor Zabaleta, confesaron haber pagado coimas a funcionarios del kirchnerismo. Esta excepción es vista en Tribunales como una mancha mayúscula en la investigación que pone en riesgo la integridad de la causa.

El otro tema muy delicado que debe abordar la Cámara es el presunto forum shopping inicial, ya que Bonadío se quedó con la causa sin sorteo previo. Varios de los estudios penalistas más importantes del país que trabajan para empresarios que podrían terminar la semana procesados, saben que ese es el talón de Aquiles de la causa. Pero la cámara camina por un sendero muy estrecho: Entre defender el principio de legalidad y sus propios pronunciamientos previos sobre casos de forum shopping.

Fuente: LPO

388815856-Procesamiento-Bonadio