“Somos 13 efectivos, queremos lograr que nos reconozcan no sólo dentro de la institución sino en la vida diaria”

Desde la Comisaría de la Mujer, la jefa, Comisaria María Altuna, explicó el trabajo que realizan en los distintos barrios con el objetivo de acercar a la institución y cómo abordan las problemáticas en conjunto con otras instituciones.

 

“Hace ya algunas semanas presentamos el trabajo de prevención, por parte del personal técnico, profesional y policial de ésta comisaría. Trabajando con folletería, iniciada desde la comisaría y presentada y avalada por Educación, con un trabajo también avalado por los psicólogos de educación a quienes les presentamos el material didáctico. Luego de contar con el aval, nos permiten trabajar en las escuelas”.

 

“Nosotras como Comisaría de la Mujer y la familia iniciamos un trabajo de campo, “Llegar al que no llega” con el objetivo de acercarnos a los barrios. Personal de la comisaría con un gazebo institucional y hacernos conocer por la gente de los barrios, no solo para que conozcan la institución y hacerla visible sino también que conozcan a las mujeres que trabajamos en la Comisaría de la Mujer. Somos 13 efectivos, queremos lograr que nos reconozcan no solo dentro de la institución sino en la vida diaria. Siendo mamás, en una escuela, en un espacio público, en donde fuera, pero que sepan que pertenecemos a la Comisaría de la Mujer”.

 

“Las distintas temáticas, las visibilizamos y trabajamos en la prevención con la folletería. Trabajamos temas como grooming (adulto que se gana la confianza de un menor con el objetivo de abusarlo), ciberbullying, que lo reflejamos en la folletería para trabajar en prevención. Dejamos constancia que no vamos a interrumpir ninguna tarea que se esté llevando a cabo en la escuela. Lo que hacemos es en horarios de inicio o finalización de la jornada escolar, nos presentamos con el personal técnico y personal policial para hacer una entrega mano a mano de los folletos. Si contamos con el pedido de las autoridades de la escuela y nos dan la anuencia para ingresar, hacemos entrega del folleto mano a mano con los chicos. Si surge alguna pregunta de los chicos, respondemos sin profundizar porque la idea es que lo trabajen como material didáctico y que puedan llevárselos a la casa”.

“Los chicos son multiplicadores de la información y es por eso que comenzamos desde el nivel inicial y pueden predicar lo que trabajaron. Contamos con un bibliorato con tres cuentos de Bárbara Zaccardi de buenos trato y buena palabra” explicó Altuna.

 

“Es interesante poder quitar la barrera que distancia a la policía de la gente y a la policía de la escuela. El proyecto del año pasado fue acercarnos a las escuelas donde nos permitieron ingresar para poder transmitirles todos los conocimientos y trabajar en prevención con la problemática. Este año nos dieron la anuencia de entregar la folletería y tener contacto desde ese lugar que para nosotras es primordial. El trabajo tiene que ser en conjunto, mancomunado, en red con el objetivo de ayudar ante determinada situación. Todo el trabajo mancomunado desde distintas áreas es fundamental”.

En cuanto a la folletería explicó “Es entregado a los últimos niveles de inicial, primario y secundario, tiene información y a lo último, dice que a nuestra comisaría pueden acercarse personalmente, por teléfono o mail”.