Warning: Undefined array key "action" in /www/noticiaschivilcoy.com.ar/htdocs/wp-content/themes/newsmatic/functions.php on line 2
Corrientes: Dos tapires reinsertados en los Esteros del Iberá – Noticias Chivilcoy

Corrientes: Dos tapires reinsertados en los Esteros del Iberá

tapires_3uq68k7fa9p0

Se trata de dos ejemplares de esta especie. Los animales fueron donados desde una reserva en Salta y estarán en cuarentena en la estación biológica de San Cayetano antes de su reinserción donde se es­tu­diarán sus con­di­cio­nes de sa­lud.

 

En diálogo con el diario Época, el biólo­go a car­go del pro­yec­to, Se­bas­tián Di Mar­ti­no, detalló: “La idea es tra­er es­te año unas tres pa­re­jas. Des­de la mis­ma es­ta­ción de fau­na au­tóc­to­na de Sal­ta vendrán otras dos hem­bras y un ma­cho más. Mien­tras es­ta­mos vien­do de dón­de tra­er un ter­cer ma­cho. Se eva­lú­an co­mo po­si­bi­li­da­des a ejem­pla­res de Mi­sio­nes y de Tu­cu­mán”.

A su vez, explicó que la lle­ga­da de las pró­xi­mas pa­re­jas es­tá to­da­vía dis­tan­te, pues, por el ta­ma­ño que tie­nen los ta­pi­res, só­lo ca­be de una pa­re­ja por vez en la es­ta­ción bio­ló­gi­ca donde pa­san la cua­ren­te­na.

Fran­cis­co y Na­to son aten­di­dos y es­tudia­dos an­tes de par­tir a los es­te­ros. Por el mis­mo pro­ce­so de cua­ren­te­na pa­san to­dos los ani­ma­les que lle­gan a Corrientes con el ob­je­ti­vo de re­gre­sar a la vi­da sil­ves­tre. Se es­tu­dian sus  con­di­cio­nes de sa­lud y ade­más se ga­ran­tiza que nin­gún ejem­plar trans­por­te a la na­tu­ra­le­za al­gu­na en­fer­me­dad pro­ve­nien­te de otra re­gión geográ­fi­ca.

El pro­yec­to de rein­ser­ción de los ta­pi­res sur­gió ha­ce po­co tiem­po en el mar­co de la CLT (Conservation Land Trust), des­de don­de no­ta­ron la ex­tin­ción de la es­pe­cie, uno de los ma­mí­fe­ros más gran­des de es­ta par­te del mun­do. Una de las  par­ti­cu­la­ri­da­des de es­ta rein­tro­duc­ción es que los ta­pi­res com­par­ten con los ya­gua­re­tés el mis­mo tiem­po de extinción.

“El úl­ti­mo ejem­plar del que se su­po su exis­ten­cia fue ca­za­do en el año 1975, en zo­na de is­las cer­ca de Itu­zain­gó”, indicó a épo­ca Ma­ri­si Ló­pez, la res­pon­sa­ble de re­la­cio­nes pú­bli­cas de la fun­da­ción de Douglas Tomp­kins.  Al igual que los fe­li­nos del Ibe­rá, los ta­pi­res tampoco pi­sa­ban sue­lo co­rren­ti­no des­de ha­ce 60 años.

Sobre esta especie

El Ta­pi­rus es un gé­ne­ro de ma­mí­fe­ros pe­ri­so­dác­ti­los de la fa­mi­lia Ta­pi­ri­da­e,  co­no­ci­dos co­mo ta­pi­res. Es el úni­co gé­ne­ro ac­tual de la fa­mi­lia, la cual in­clu­ye otros nue­ve gé­ne­ros ex­tin­tos. Este animal per­te­ne­ce al mis­mo or­den que los  ca­ba­llos, con los que es­tán le­ja­na­men­te emparenta­dos, y los ri­no­ce­ron­tes, que son sus pa­rien­tes vi­vos más cer­ca­nos. Son de tama­ño me­dia­no, con una lon­gi­tud que va­ría des­de los 1,8 has­ta los 2,5 me­tros, con una co­la de 5 a 10 cen­tí­me­tros y una al­tu­ra en la cruz de has­ta un me­tro.

Su peso tiene un pro­me­dio 220 a 300 ki­los y la prin­ci­pal ca­rac­te­rís­ti­ca del ta­pir es su alar­ga­do ho­ci­co, co­mo una pe­que­ña trom­pa, que usa prin­ci­pal­men­te pa­ra arran­car las ho­jas, hier­bas y ra­í­ces que cons­ti­tu­yen su ali­men­to. Es­ta trom­pa re­sul­ta es­pe­cial­men­te útil pa­ra re­co­lec­tar plan­tas acuá­ti­cas en los pan­ta­nos don­de sue­le pa­sar bue­na par­te del dí­a y tam­bién le sir­ve pa­ra to­mar agua y, cuan­do son ma­chos, pa­ra en­fren­tar­se a sus ri­va­les en la épo­ca de apa­re­a­mien­to.

Se agranda la familia

Pri­me­ro fue­ron osos hor­mi­gue­ros, pe­ca­rí­es de co­llar y aves co­mo los gua­ca­ma­yos ro­jos. Las es­tre­llas has­ta aho­ra fue­ron ­ los ya­gua­re­tés To­bu­na y Na­huel, la pri­me­ra de dos pa­re­jas que se pre­vé ins­ta­lar en la re­ser­va de San Alon­so, en el co­ra­zón de los Es­te­ros del Ibe­rá a tra­vés del pro­yec­to de rein­tro­duc­ción de es­pe­cies  im­pul­sa­do por Con­ser­va­tion Land Trust. Tam­bién se res­ca­ta­ron, cui­da­ron y  pu­sie­ron lue­go en li­ber­tad en ese ám­bi­to sil­ves­tre a ejem­pla­res de agua­rá gua­zú y ve­na­dos de las pam­pas. Ahora, lo próximo es introducir a los tapires. (InfoGEI)