Otra víctima fatal por hantavirus en Chubut y ya son 10 los muertos


Buscan frenar el brote mortal relacionado con la peligrosa enfermedad causada por las ratas en la Argentina

Durante la tarde del sábado, desde la unidad de Epidemiología de la Seremi de Salud Los Lagos se confirmó una nueva víctima de por hantavirus. Se trata de una mujer chilena de 29 años que había sido trasladada a Santiago luego de que se confirmara que había sido contagiada tras estar en contacto con una persona de Epuyén, la localidad chubutense donde se originó el brote.

José Antonio Vergara, médico que confirmó el nuevo fallecimiento, anunció que pese a todos los esfuerzos posibles realizados no fue posible salvarle la vida debido al síndrome cardiovascular por hantavirus. De esta forma llega a 10 el número de víctimas fatales.

Identificada como Patricia Henríquez, según publicó el portal chileno El Huemul, la mujer tuvo contacto directo con una persona de Epuyén donde se presenta el brote que tiene en alerta a la región.

El brote de hantavirus, que tiene en vilo a los habitantes de la localidad chubutense de Epuyén, mantiene en alerta a la región patagónica y a otros puntos del país. En las últimas horas se conocieron los resultados de tres casos sospechosos en la ciudad de San Martín de los Andes, Neuquén.

Las muestras de sangre de los pacientes bajo estudio fueron analizadas en el Instituto Malbrán de Buenos Aires y dieron negativo. Así lo confirmaron en un comunicado el director del Hospital Ramón Carrillo, Juan Cabrera, y el jefe de Zona Sanitaria IV, Néstor Sáenz.

Los tres afectados ingresaron esta semana al hospital con síntomas de una enfermedad compatible al virus, por lo que se debieron activar los protocolos correspondientes y a partir de ese momento se los monitoreó.

“Al tiempo que se controlaba la evolución de los pacientes, que siempre fue positiva, se esperaba el resultado de los especialistas de la ciudad de Buenos Aires”, se explicó en el comunicado. Finalmente hoy quedó descartada la presencia del virus.

Por otra parte en Entre Ríos perdura la expectativa por los análisis a dos menores fallecidas y a cinco niños internados para saber si contrajeron la misma patología.

La justicia y el ministerio de Salud entrerrianos continúa investigando la muerte de dos nenas de 13 y 10 años por causas que aún se desconocen. Las niñas eran primas, fueron internadas en el Hospital San Blas de Nogoyá y padecieron cuadros similares. La primera de ellas falleció el 1 de enero mientras que la segunda perdió su vida el pasado miércoles.

Postal de Epuyén, donde hubo 9 víctimas fatales además de otros 26 casos (Franco Fernández)

Esta misma semana se sumaron otros cinco casos de chicos internados en el Hospital materno-infantil San Roque de Paraná con síntomas semejantes. Todos pertenecen al mismo entorno familiar y tienen entre 20 meses y 9 años de edad.

“Todos tienen distintos diagnósticos, por lo que no podemos decir que todos los casos se asocian unos a otros, ni tampoco con las muertes ocurridas en Nogoyá. Ha habido diagnósticos de distintas características”, señaló el director de Epidemiología de Entre Ríos, Diego Garcilazo.

Marcelo Itharte, director del hospital, dijo a El Once que los pacientes “se encuentran de buen ánimo, buena tolerancia oral con nutrición y alimentación adecuada, todos con menos requerimientos de venoclisis”.

Mientras tanto se aguardan los resultados de las muestras de tejidos, de sangre, materia fecal y líquido encefalorraquídeo enviados al Malbrán, y al Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias Coni.

La enfermedad causada por el hantavirus se transmite fundamentalmente por inhalación de aerosoles cargados de partículas virales provenientes de las heces, orina y saliva de roedores infectados. Sin embargo, la transmisión de persona a persona pareciera que ha sido clave en la diseminación del brote actual.

Infobae