Pagar las facturas en Pago Fácil o Rapipago podría tener un costo adicional

Las empresas de cobranzas, como Rapipago y Pago Fácil, podrían cobrarle el 1% de comisión a sus clientes, lo que implicaría un monto mayor de cada una de las boletas que se pagan en esas redes.

Esto surge que por la cantidad de billetes que hay en circulación y las bóvedas de los bancos no son suficientes. Por mes, estas empresas recaudan unos $90.000 millones y necesitan depositarlos en un banco, para que luego desde allí se distribuya a las diferentes empresas con las que trabajan, como las de energía eléctrica, gas, agua, telefonía y medicina prepaga, entre otras.

Los bancos les cobran a Pago Fácil y Rapipago entre el 0,5% y 1% para recibirles ese dinero, y estas compañías perciben el 1% de sus clientes por efectuarle los respectivos cobros. Es decir que lo que por un lado ganan, por el otro lo tienen que pagar en el banco.

Es por ello que estarían analizando trasladar ese porcentaje al público que va a las distintas sucursales de estas redes a pagar sus impuestos, ya que las empresas no estarían dispuestas a absorberlo.

Sin embargo, el problema se genera por la cantidad de billetes que hay en circulación, ya que solo el 10% de las transacciones se hace con débito. “Esta es una situación que estamos paliando desde hace dos años, cuando el Banco Central decidió no recibir más los fondos excedentes de los bancos para dejar de favorecer el uso de efectivo”, señaló Gustavo Gómez, presidente de Rapipago y de Caeceis, la cámara que agrupa a estas empresas.

Fuente:

diario La Nación.