Junín: Cerró “Don Antonio”, la tradicional fábrica de fideo


Tras más de 100 años de actividad ininterrumpida y habiendo superado más de una crisis económica, a partir de este viernes cerrará definitivamente sus puertas la planta de Fideos Don Antonio de Junín, dejando en la calle a 33 trabajadores.



Desde hacías varios días que los empleados de la compañía advirtieron que sus puestos de trabajo corrían riesgo y así se lo hicieron saber a los concejales de diferentes bloques, que de todas maneras no llegaron ni siquiera a contar con mayores precisiones de la empresa, porque esta semana llegaron los telegramas de despido.

A través de las notificaciones que enviaron a los empleados las autoridades de la empresa explicaron que la medida se tomó ante “la grave crisis económica por la que atraviesa el sector agravado en el caso de Pymes como la nuestra por un aumento de costos desmedido (tarifas, impuestos, materias primas e insumos), la aparición de competencia desleal generada por los grandes grupos monopólicos”.

Además indica que “la falta de acceso al crédito que nos impidió la renovación de nuestras máquinas, la rotura de las mismas y la caída de las ventas, más la millonaria deuda que mantiene con nuestra empresa el Estado Nacional a través de la ex ONCCA/UCESCI), nos llevan a tomar esta difícil decisión de cierre de la Unidad productiva de pastas en esta ciudad”.

Los 33 empleados fueron recibidos por el intendente Pablo Petrecca, luego de concentrarse en la plaza central de Junín, en un encuentro que contó con representantes de la cartera de Trabajo a nivel nacional, aunque de todas maneras no hubo ninguna respuesta concreta al reclamo de los cesanteados, que ahora deberán esperar a que se haga efectivo el despido.

Fuente: Diario de Lincoln