Tras la devaluación, Baradel exige el 25%, más cláusula gatillo


La negociación salarial está paralizada. La crisis complica el escenario el gobierno.


El gobierno había congelado la paritaria tras el fracaso de la reunión de mediados de abril. Desde entonces apostó al desgaste de los maestros y al escaso margen de acción para definir medidas de fuerza.

Sin embargo, la crisis del dólar de las últimas semanas hizo implosionar esa estrategia y dejó al gobierno en una situación compleja para retomar la negociación.

LPO había adelantado en plena corrida que se abría un nuevo escenario. “Tienen que rever esa posición. La devaluación va a tener un impacto en los precios y a eso hay que sumarle los tarifazos. El gobierno no tiene otro camino que revisar esa posición”, decía Baradel apenas iniciada la crisis.

Por estas horas, desde el gobierno definen una convocatoria que todavía no fue formalizada. Lo que suceda mañana en los mercados será clave para establecer una nueva estrategia.

Mientras tanto, los docentes levantan sus demandas. El líder de Suteba, Roberto Baradel adelantó que le pedirán a Vidal “por lo menos, un 25% con cláusula gatillo”.

Llegar a ese esquema parece hoy imposible. El gobierno se había plantado en un 10% en tres cuotas, sin cláusula gatillo, con plus por presentismo y con beneficios que no impactaban en el salario.

Durante los seis encuentros entre las partes, el gobierno nunca modificó el porcentaje del salario. Si hizo mejoras en los plazos y los beneficios como material didáctico y demás.

“Va a ser difícil ponernos de acuerdo. Creo que lo central es la cláusula gatillo y el 20% tiene que ser para empezar. Tendríamos que hacer un planteo de por lo menos 25% con cláusula gatillo, que es vital”, afirmó Baradel a Radio 10.

Baradel aclaró, no obstante, que todos los sindicatos que componen el Frente de Unidad Docente -Suteba, Feb, Amet, Sadop y Udocba- se tienen que reunir y “consensuar el número actualizado” que van a pedir en el próximo encuentro paritario con el Ejecutivo bonaerense.

“Primero tenemos que ver qué pasa mañana en el país. Es un día clave para saber qué va a pasar con todos nosotros, con las Lebac y demás”, apuntó, reclamó a la gobernadora María Eugenia Vidal que convoque a los gremios docentes a seguir discutiendo salarios.

En la última reunión paritaria el gobierno provincial propuso un aumento salarial del 15 por ciento en los primeros seis meses de 2018, a pagar en tres tramos: 5 por ciento retroactivo a enero, 3 por ciento más en marzo y 2 por ciento en mayo.

Además, ofreció pagar un reconocimiento por presentismo de hasta 3.000 pesos por docente y se comprometió a volver a discutir la paritaria en julio, para acordar nuevos aumentos de cara al segundo semestre.