“Quien preside el HCD, tiene obligación de convocar a la sesión pedida, de lo contrario es un delito doloso”