“La catarata de tweets de la concejal Alonso, no fue nada más que un intento de hacerse conocida”

La Concejal de Unidad Ciudadana, Costanza Alonso, publicó en su cuenta de twitter, una serie de críticas al Intendente Guillermo Britos en el marco del 8M.

La edil kirchnerista, referenció que solo el 35% de los funcionarios son mujeres y que ninguna mujer ocupaba el cargo de secretaria.

Además en la misma cuenta, expresó “No alcanza con sacarse fotos y decir que se apoya. El compromiso debe enfocarse en materia de derechos e igualdad para dar respuesta a una demanda histórica. Tenía la oportunidad de empezar hoy dando asueto a las trabajadoras municipales”

 

Quien respondió a la Concejal, fue Florencia Válvoli, integrante de “Unión de jóvenes por Chivilcoy”, espacio que acompaña a Guillermo Britos.

En diálogo con Florencia, indicó “Entro a mi twitter como lo hago habitualmente y veo una seguidilla de tweets de la señora Costanza Alonso hacia el Intendente Britos, cuestionando medidas que ella consideraba que el, había tomado en contra de la mujer. Para mi, nada más errado, ya que no se prohibió la asistencia a la marcha y que el mismo aclaró que no se descontaba el día y que estaba organizada para más tarde, por lo cual una podía hacer las dos cosas, trabajar y participar de la marcha. Considero que los cuestionamientos que ella hizo, están fuera de lugar y utilizó esto para hacer política partidaria y hacerse visible porque ella en el partido de Chivilcoy no es para nada conocida porque hace poco vive en la ciudad, por lo que no sé tampoco de qué manera puede representar los intereses de una ciudad, donde no vivió el último tiempo”.

 

Válvoli, la cruzó por twitter, expresando “Se nota que no tenés cara. Me contrataste para el cuidado de niños en tu casamiento, ni me miraste, no me ofreciste algo de comer y tuve que perseguir a tu hermano para que me pagues. Se ve que en ese momento no luchabas por los derechos de las mujeres trabajadoras”.

 

Consultada sobre ese tweet, explicó “Yo la conozco a ella, cuando me contrata a través de una conocida para cuidar niños en su casamiento. Arreglamos por whatsapp y me contrata a mí y a mi hermana, por lo que no soy la única que vivió esa noche que la verdad fue espantosa, muy incómoda. Nos presentamos en el lugar cerca de las 8, 9 de la noche y nadie, ninguna de las personas que estaban en el lugar se nos acercaron teniendo en cuenta además que había muchos servicios contratados. Nos quedamos afuera porque era al ver el lugar, supusimos que era donde se había armado el espacio para chicos, porque había inflables y otros juegos. Las mamás comenzaron a traer a los chicos y nosotras nos quedamos cuidándolos. Nos ignoraron toda la noche, ningún miembro de la familia se acercó a nosotras y ver quién los estaba cuidando, no nos preguntaron nunca si estaba todo bien, si necesitábamos algo y mucho menos ofrecernos algo para tomar o comer en toda la noche. Tipo 2, 3 de la mañana los chicos se durmieron y ahí pensamos que alguien se iba acercar. Eso tampoco pasó”.

 

Agrega “Fuimos a buscar a la hermana de la chica que nos había recomendado para ese trabajo, finalmente uno llamó a otro y se acerca finalmente el hermano de la edil y nos pregunta si la habíamos pasado bien y nos paga el. La situación fue horrible. Traté de hacernos visible para que alguien se acercara, ella cruzó miradas con nosotras y supongo que se debe haber dado cuenta que no eramos invitadas y miró para otro lado, ignorándonos. Yo no entiendo que estaba en su casamiento, pero ella habló, contrató a dos personas y es lógico que supiera quienes éramos nosotras. No hubo un mínimo gesto de parte de ella, de acercarse a ver quiénes estaban a cargo del cuidado de los chicos, si necesitábamos algo, pagarnos por lo que ella contrató. No hubo nada”.

 

“Con mi tweet lo que hice fue hacerle saber lo que sentimos y que quedara de manifiesto, la situación fea que me hizo pasar en aquel momento y por otro lado aclarar o establecer que desde mi punto de vista, los derechos de la mujer se defienden todos los días, no solo el 8 de marzo, como muchos políticos aprovechan ese día para reclamar y se adueñan de la bandera de esa causa y critican al intendente o el gobierno de turno. La catarata de tweets de la señora Alonso, no fue nada más que un intento de hacerse conocida o entrar al terreno político. Considero que los derechos de la mujer no se defienden solo el 8 de marzo, sino que se debe hacer todos los días y no solo yendo a un acto o twiteando sino que día a día se deben defender los derechos de la mujer, la mujer trabajadora. En mi caso, yo fui a trabajar, ella me contrató para que preste un servicio y nunca se preocupó por las condiciones en las que trabajé esa noche. Por eso, remarco, que no se defienden los derechos de la mujer por twitter, sino, todos los días con acciones en tu vida y en mi experiencia con ella, fue todo lo contrario, yo sentí que menospreció el trabajo que hicimos. Qué mejor que hacerlo en tu día a día? Ella lo utilizó políticamente, dando una imagen que creo no es la que representa, creyendo que eso le podía servir para hacerse visible, en una ciudad donde pocos la deben conocer y no debe saber ni lo que opina ni lo que hace”.