Macri y Dietrich le venden un histórico taller ferroviario a un grupo inversor ruso

Estructura sel sistema nacional  de trenes  a  manos  de extranjero 

Video Damián Deco


Las políticas del gobierno nacional de cara al sistema de trenes argentinos apuntan a cederles estructura nacional a empresarios extranjeros. Con un negocio poco claro y por un ínfimo precio, el que está en Mechita, muy cercano a Bragado, comienza a dejar de ser público.


Desde el gobierno nacional, encabezado por Mauricio Macri, y a través del Ministerio de Transporte, conducido por Guillermo Dietrich, orientan la política ferroviaria hacia un esquema donde el Estado tenga la menor intervención posible en su administración. Con un estilo renovado y perfil moderno, el desguace comienza a verse de similares características a lo sucedido durante los años ’90.

Con respecto a qué significa el acuerdo firmado entre el gobierno y los empresarios, explicó que es “una cesión provisoria, es un negocio medio extraño”. A su vez sentenció: “luego el Estado lo pierde, calculo que se encamina para ese lado”.

La premisa de Cambiemos es fomentar las inversiones extranjeras en el país pero a costa de destruir las redes que unen el empleo y la producción nacional sobre todo. El achicamiento en la administración pública es un pilar fundamental en la estrategia del oficialismo y la lleva a cabo de diferentes modos. Desde recortes en las horas extras a empleados, despidos de trabajadores, cierre de áreas sensibles en el sector público, hasta el desprendimiento de responsabilidades para que las tomen los privados, entre otras.

En ese caso en particular, aparece en escena la empresa Transmashholding (TMH), de capitales rusos, que afirmó que inyectará en el país unos 200 millones de dólares en los próximos cinco años para entrar en el negocio ferroviario. La decisión fue comunicada por parte de los directivos en octubre al presidente Macri y a ministro Dietrich en una reunión que mantuvieron.

El grupo nació en el 2002 pero sus orígenes provienen de más atrás cuando existía la Unión Soviética y se encargan de fabricar vagones y locomotoras. En ese aspecto, comenzaron a desarrollarse en otros países y ahora ya instalaron en Argentina para llevar a cabo sus proyectos.

En el plan de su expansión, harán pie en el histórico taller de Mechita del ferrocarril Sarmiento que se ubica en la localidad de Bragado. A través de una ínfima suma de tres millones de dólares, se harán cargo del predio para reestructurarlo y poner en práctica sus objetivos.

En un acuerdo del cual todavía no salieron a la luz detalles particulares, el Ministerio de Transporte cedió la estructura con la condición de que la empresa contrate a todos los trabajadores que cumplan con los requisitos que solicite la compañía del taller que hoy se encuentran bajo la órbita de Ferrobaires.

Fuente: Infocielo