Cansado de jueces “laxos”, Ferrari busca ampliar las causales de la prisión preventiva

“La pena de homicidio tiene que ser de cumplimiento efectivo”
Impulsa un freno a las excarcelaciones para bajar los delitos. Enviará un proyecto a la Legislatura.

El ministro de Justicia bonaerense, Gustavo Ferrari, anunció el envío a la Legislatura de un proyecto para ampliar las causales de la “prisión preventiva” según la gravedad del delito.

El funcionario advertió que el sistema es “muy laxo” porque permite a los imputados seguir cometiendo “por años” hechos de inseguridad antes de ser condenados.

El proyecto generará un fuerte debate y pondrá sobre el debate la crisis del sistema penitenciario bonaerense. Según el Sistema Nacional de Estadísticas sobre Ejecución de la Pena, de los 33.482 detenidos registrados en las cárceles bonaerenses en 2015, solo 14.671 tienen condena. En tanto, 18.282 están en proceso de juzgamiento por lo que pueden resultar inocentes.

“Hay jueces que quieren pasarse de creativos para tratar de lograr libertades, aunque la ley no lo permita; y hay otros que son condicionados por la propia ley. No debe caer la sanción sólo en los jueces que, a veces, tienen extremos criterios garantistas, sino que la ley tiene que ser reformulada, por ejemplo en las condiciones de las prisiones preventivas”, aseguró Ferrari.

Ferrari, además, pidió cambios en las leyes para que el homicidio “tenga una pena de cumplimiento efectivo” sin posibilidad de que la condena sea revisada “a los dos tercios” del tiempo que el responsable pasó en prisión: “Sin son 25 años, 25 años; si es reclusión perpetua, reclusión perpetua”, subrayó.

“La pena de homicidio tiene que ser de cumplimiento efectivo; a veces le echamos la culpa a los jueces, que en algunos casos se pasan de creativos, pero la ley los obliga a revisar a dos tercios de la condena y el juez que no lo hace puede ser sometido a un jury”, alertó.

En declaraciones a radio Belgrano, el ministro adelantó que enviará un proyecto de ley a la Legislatura bonaerense para aumentar las “causales” que permiten dictar la prisión preventiva que actualmente, recordó, “se aplica a una persona que tenga peligro de fuga o de entorpecer el procedimiento, nada más”.

“Nosotros creemos que hay que aumentar esas causales para la prisión preventiva; por ejemplo, la gravedad del delito tiene que ser evaluada, como también debe ser evaluada la posibilidad de seguir cometiendo delitos aunque no sean graves”, explicó.

En el proyecto, la Provincia propone que el juez penal sea el que evalúe la gravedad del hecho delictivo a la hora de disponer la prisión preventiva de un imputado, pero ampliando las causales que puedan determinar dicha medida.

Ferrari advirtió que “en los casos de hurto, en general, muchas decisiones son no dar la prisión preventiva, o sea, se excarcela inmediatamente (al autor), pero esas personas siguen cometiendo delitos todo el tiempo”.

“Probablemente no son graves, pero son delitos que afectan todo el día también a la ciudadanía. Vaya si afecta el homicidio, pero también nos afecta el hurto, el robo a la propiedad”, aseveró.

Leé más en La Política Online